Copia-de-Sin-título-4

Cómo lograr que la planificación de tu farmacia realmente funcione

¿Sientes que vas cada día a tu farmacia a  “apagar fuegos”?

Y al final de la jornada parece que no hiciste nada.

El propósito de este post, es que cuando termines de leer tengas una ruta que seguir para lograr que la planificación de tu farmacia realmente funcione.

¿QUÉ ES LA PLANIFICACIÓN?

Es el proceso  que permite a tu farmacia definir y establecer los objetivos que deseas lograr, así como las acciones a llevar a cabo para alcanzarlos. 

Con esto tomarás mejores decisiones, con el fin de establecer el camino que deseas para tu farmacia.

Define objetivos y comunícalos

¿CÓMO PLANTEARTE TUS OBJETIVOS?

El objetivo para muchos es «facturar más», está claro que cuando tenemos una empresa es lo que todos queremos, pero esto no es suficiente.  

Lo primero a tener en cuenta es que valor estás dando a tu paciente/cliente, has de hacerte preguntas como las siguientes:

  • ¿Tengo el surtido que mi paciente/cliente demanda?
  • ¿Doy muchas faltas de productos y/o medicamentos?
  • ¿La comunicación y atención que dan tu equipo y tu equipo es la adecuada?
  • ¿El equipo está debidamente formado en todas las categorías que trabajamos?
  • ¿Todos los integrantes del equipo están satisfechos y felices en su trabajo?, recuerda que en esto se refleja en la atención que el paciente/cliente recibe.
  • ¿La rotación del stock es la correcta?

Una vez que has respondido a estas preguntas, debes “poner remedio”, y plantearte objetivos en función de aquellas que no han tenido una respuesta satisfactoria.

Si tienes más interrogantes que hacerte mejor, esto hará que a la hora de establecer objetivos sean más concretos, y tu planificación sea más eficaz.

Es muy importante  que el  proceso de planificación comience  con este análisis objetivo y real del escenario actual de la farmacia.

Esto te permitirá mirar  hacia el futuro de manera ambiciosa, sabiendo que habrá que asumir retos, crecimiento y buscando cumplir con la misión de la farmacia.

La rentabilidad aumentará como consecuencia de haber seguido estos pasos previos.

UNA VEZ QUE HAS DETERMINADO TUS OBJETIVOS,

Te daré 5 consejos para hacer que la planificación estratégica se adapte a tus objetivos y dejar de sentir que “vas apagando fuegos”.

  1. INVOLUCRA A TU EQUIPO DE TRABAJO, 

Nadie mejor que ellos para ayudarte a elaborar la planificación, ellos son quienes conforman la farmacia llevando a cabo el trabajo del día a día.

Es importante que en el proceso de planificación les tomes en cuenta, si no es posible a todos tus colaboradores, al menos a los que consideres clave o encargados de categorías.

Cada uno tendrá una aportación diferente.

Es importante que todos colaboren y opinen de manera que desde su perspectiva puedan ayudar a identificar las fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas (DAFO).

Para así poder llevar a cabo una planificación más realista y objetiva. 

Al mismo tiempo este proceso puede ser de gran motivación para tus colaboradores ya que sentirán que su experiencia y conocimiento son tomados en cuenta para las decisiones de la empresa.

  1. ATRÉVETE A HACER COSAS NUEVAS, A INNOVAR

Podría parecer que una planificación  debe ser estructurada y formal, puede que sea cierto.

Sin embargo, te recomiendo que  transmitas a tu equipo la posibilidad de proponer acciones que nunca se han hecho.

Por ejemplo, podrías preguntar a tus colaboradores acerca de alguna idea que hayan tenido pero que nunca se hayan atrevido a proponer.

Como líder puedes ser el ejemplo y proponer algunas ideas que estén fuera de la zona de confort, que vayan más allá de lo habitual.

Recuerda que en la planificación es importante contar con la mayor cantidad de ideas y ya después podrás ir filtrando cuáles se pueden implementar y las que no de acuerdo a nuestra filosofía de empresa.

  1. UTILIZA UN LENGUAJE SENCILLO AL ESTABLECER TUS OBJETIVOS

Parte fundamental en la planificación es la definición de la ESTRATEGIA (objetivos estratégicos), es decir, qué es lo que quieres lograr. 

Al momento de hacerlo utiliza un lenguaje sencillo para el enunciado de tal forma que cualquier persona pueda entender claramente lo que significa y qué se espera obtener con este objetivo. 

Un lenguaje complicado puede hacer que el equipo no tenga claro las metas a seguir. Así como lo que necesitan para conseguirlo. 

Por lo tanto, procura que las palabras utilizadas sean comunes, cotidianas y que expresen en enunciados cortos el objetivo.

Los objetivos son de todos y la planificación también
  1. HAZ QUE TUS COLABORADORES SE IDENTIFIQUEN CON LA ESTRATEGIA 

Una práctica muy importante para el éxito no solo de la planificación sino de la ejecución de la estrategia de tu farmacia,  es precisamente la alineación de la misma con los esfuerzos de tu equipo de trabajo. 

Para lograr esta sincronización, desde cada uno de los puestos de trabajo, es esencial que te intereses por las necesidades de tus colaboradores dentro de la empresa.

Una vez las determines ayúdales a desarrollarse, bien a través de la formación o de oportunidades de mejora dentro de la farmacia.

Así mismo, a conocer de manera efectiva sus responsabilidades, objetivos individuales, las metas de la farmacia y el potencial que tiene cada uno dentro de la empresa para poder avanzar en su plan de carrera y aportar más valor a la farmacia, y al paciente/cliente.

  1. DELEGA Y CONFÍA

La planificación, es un proceso que involucra delegar tareas, debes confiar en que tus colaboradores están realizando un esfuerzo para llevarlo a cabo de forma exitosa, para contribuir a las metas como equipo y como empresa. 

Por ello,  es fundamental que exista una correcta alineación entre las actividades, la definición de tareas, el equipo de trabajo y la estrategia de la empresa para que todos estén caminando hacia los mismos objetivos.

Con estos consejos, espero ayudarte a encontrar la ruta para tener una farmacia con mayor planificación, implicando a tu equipo, y muy importante, que tengas tiempo para lo que tu consideras importante.

A mayor planificación, mayor organización, equipos de alto desempeño, y lo que todos queremos una farmacia rentable.

¿Quieres seguir “apagando fuegos” o terminar la jornada satisfecho, sabiendo que has dado un paso más para tener la farmacia que deseas?

Feliz día,

Fabiola.

Añadir un comentario

Tu email no se hará público. Los campos con * son obligatorios.